Powered by Google TranslateTranslate

Primary Location

Col. Las Americas Del Alvaro Obregon, CDMX 01120

5273-8196

¿Por qué una lesión en rodillas puede lastimar...

¿Por qué una lesión en rodillas puede lastimar cadera y tobillos también?

Es común que escuchemos que la gente tiene dolor en rodillas y que como no lo ha atendido, ahora también le duelen otras partes del cuerpo… o que si no te atiendes una lesión puedes ocasionar otras… pero, ¿cómo funciona? ¿Se contagia? ¿Compensa?

Lo más sencillo para entender qué puede estar pasando es retomar algunas explicaciones de anatomía, neurología y biomecánica…

Cuando hablamos de rodilla estamos hablando de la unión y articulación de 4 huesos: Tibia, peroné, fémur y rótula.  El fémur articula con la tibia, el peroné también con la tibia y la rótula está frente a la articulación que forman el fémur y la tibia.

Si vemos con qué articulan del otro lado estos huesos, veremos que el fémur, que es el hueso que está en el muslo de la pierna, articula con la pelvis formando la articulación Coxofemoral o cadera y si seguimos la tibia y el peroné hacia abajo, que son la espinilla (tibia) y el peroné el hueso que se siente en la parte lateral de la rodilla… llegamos a los maléolos, que son los huesitos que forman el tobillo.

Osea que en pocas palabras, la rodilla es la unión de los huesos que forman cadera y tobillo también.

¿Por qué puede haber dolor en cualquiera de estas articulaciones si no tuve una lesión o golpe del que me acuerde?

Cuando una articulación, la que sea del cuerpo está desajustada o fuera de la posición exacta donde debería de estar, genera una pequeña o gran irritación.  Entre más constante sea esta irritación, mayor inflamación o reacción en el cuerpo va a ir generando y esto se va a ir traduciendo en dolor y reacciones del cuerpo de protección como tensión muscular, activación o desactivación de músculos, posiciones antálgicas o antidolor y en caso de no poderlo corregir… una degeneración.

Pero, para que todo esto funcione, ¿Quién manda los impulsos, señales, mensajes o instrucciones? Y ¿Cómo es que se transmite el dolor o las sensaciones en esa zona?

Para que las extremidades funcionen, tiene que transmitir impulsos el cerebro, el cerebro a la médula, de la medula a los nervios periféricos y de ahí dividir estos impulsos entre sensación y función, osea entre qué siento y cómo se mueve.  Al buscar al culpable de los daños, no podemos descuidar a la columna, especialmente a la zona lumbar o espalda baja, sacro y ambas pelvis.

La única forma para lograr solucionar el problema es encontrar el origen real de éste. Puede doler una zona pero no siempre la causa está ahí.  Para traducirlo de una forma mundana, si se funde un foco, el problema no siempre se va a arreglar cambiando el foco, hay veces que hay que checar la instalación o la fuente de energía para solucionar ese problema.

Volvamos a los huesos más grandes en la rodilla, el fémur y la tibia.  El fémur articula con la tibia como si pusiéramos un puño sobre el otro, entre ellos se encuentran los meniscos y hay unas estructuras llamadas cóndilos, que es donde se sujetan los ligamentos cruzados. El peroné es como si fuera el bastón de la tibia y enfrente del fémur y tibia tenemos la rótula.  Para estabilizar la rodilla tenemos los ligamentos cruzados, los ligamentos colaterales y ligamentos rotuliano (hablando de una visión general).

Cuando la rodilla empieza a molestar, quiere decir que hay una irritación constante o dependiendo el movimiento que se haga en una zona específica, de hecho, es muy común que aunque sientas el dolor en la rodilla se sienta interno y no sea una zona donde puedas tocar o describir con precisión.  Esto tiene que ver con la complejidad de ésta, no necesariamente es proporcional o indicativo de un problema grave.

Cuando empezamos con el dolor de rodillas o con el problema en alguna de las 2, el cuerpo va a intentar cambiar la posición por una posición antidolor o antálgica y esto puede ir ocasionando que la otra rodilla empiece a hacer mayor esfuerzo o movimientos distintos para suplir lo que la otra rodilla no quiere hacer; en muchos casos esto hace que la otra rodilla termine lastimada o con mayor degeneración a largo plazo.

Si la causa de esta irritación tiene que ver con que alguna de estas articulaciones no esté en la posición exacta, como en muchos de los casos quiere decir que si hay una inclinación en fémur, la cadera no va a articular de forma perfecta, esto genera irritación, inflamación, dolor y si es por un periodo prolongado una degeneración; si la cadera articula mal o de una forma imperfecta, puede lastimar en cadena a la pelvis, sacro y zona lumbar.

Si el tema tiene que ver con tibia o peroné, va a ir generando irritación en la parte más distal, osea tobillo, o mal funcionamiento en el pie que puede traer como consecuencia cambios en el arco, en la pisada, tendencia a esguinces y múltiples lesiones.

Recuerda que cuando algo no está funcionando bien, está funcionando mal y aunque haya habido una lesión o empezado un dolor, debe corregirse al 100% porque si no el cuerpo va a buscar adaptarlo en lugar de solucionarlo.  Un Quiropráctico especialista en el deporte puede revisarlo, atenderlo, trabajar en conjunto con un Ortopedista y/o con un fisioterapeuta para lograr solucionar el problema de raíz.  No te conformes con una molestia soportable porque puede ser la causa de una degeneración importante a mediano o largo plazo, en este caso de rodilla o cadera.  

 

CONTACT US TODAY

We look forward to hearing from you

Locations

Find us on the map

Horarios de consulta

Our Regular Schedule

Monday:

10:00 am-7:00 pm

Tuesday:

10:00 am-2:30 pm

Wednesday:

10:00 am-2:30 pm

Thursday:

10:00 am-7:00 pm

Friday:

10:00 am-2:30 pm

Saturday:

Cerrado.

Cerrado

Sunday:

Cerrado

Cerrado